¿Qué pasa si rompo mi calentador?